18 ene. 2017

En Tí me refugio, Señor


y hallo mi hogar


soy pequeña y débil


más tu Amor alegra mi corazón


yo descanso en tus manos


y en el miedo, voy a Tí


 me agarro a tu manto


y te sigo sólo a Ti.

17 ene. 2017

¿Métodos de control de la población mundial?

Ante noticias sobre la Iglesia de Jesucristo, que nos entristecen y preocupan, volvamos a la oración. Volvamos nuestra mirada hacia adentro, pongámonos a la escucha de lo que el Señor espera de cada uno de nosotros. Si se cumple la Voluntad del Padre en nosotros, habremos estado luchando espiritual y eficazmente contra toda forma de mal. La respuesta a tanta confusión fuera y dentro de la Iglesia católica, está en Aquel que nos habita, en los Santos Evangelios, el testimonio de los santos que han sido, y el Magisterio bimilenario de la Iglesia, que siempre concuerda con la Palabra de Dios plasmada en las Santas Escrituras.

En tiempos de confusión y tiniebla, acudamos al Señor de señores, Padre de padres, Maestro de maestros y único Dios verdadero, providente y amante del género humano.

Ni que la herejía más funesta se instalara en nuestra amada Iglesia, deberemos perder la esperanza, la fe y la caridad que caracterizan al auténtico cristiano.
No nos extrañemos por tantas defecciones, tanta mentira vestida de luz... sabemos de qué lado estamos y que Él ya ha vencido, una vez para siempre.

¿La barca de Pedro se tambalea? Sí, pero Jesucristo no duerme. Confiemos en Él.

13 ene. 2017

Para ti, querida Katelyn Nicole Davis




Anduve por oscuras cañadas, 
marché por sendas quebradas,
gusté la desobediencia rebelde,
y creyendo ser libre, me encadenaba.

Cayendo prisionera de una lenta muerte,
¡grité y nadie contestaba!
¡lloré y nadie se lamentaba!
y vi la negra soledad que me rodeaba...

Desesperación me poseía, la nada me llamaba,
con tal fuerza que muriendo en gran pena,
y pensando en mi miseria,
con la idea de no ser, ya gozaba,
y la vida me arrancaba...

y Tú te hiciste presente,
con tu gran Misericordia,
me dijiste: ¡Te amo!
y creí en tu Palabra.

Me liberaste del morir,
poco a poco, lentamente,
y me diste Tu Paráclito,
¡acunándome tan ferviente!

¿Cómo pude remontar estando en tan negro pozo? 
Imposible para el hombre, sólo Dios me dio su Gozo,
comencé a respirar Tus Aires de Esperanza,
me agarré a tus vestidos y anduve, cual zagala,
embobada en tu Divina crianza.

Aquí estoy, con mis miserias,
mis cruces, y andanzas.
Tú sabes todo lo mio,
y me pides confianza,
¿a quién iré, mi Señor, si ya morí,
si Tú eres mi Bienaventuranza?

Llevas un tesoro en el corazón





Piensa en ese Dios que habita en ti,
del cual eres templo ( 1 Cor 3,16 )...
Poco a poco, el alma se habitúa a vivir en su dulce Compañía;
comprende que lleva en sí un pequeño cielo
donde el Dios Amor ha fijado su morada ( C. 249 )
(Santa Isabel de la Trinidad)





¡Ah, querría poder decir a todas las almas:
¡qué fuentes de fortaleza, de paz
y también de felicidad
encontrarían si consintiesen en vivir esta intimidad! ( C 302)






Vive en Su intimidad,
como se vive con quien se ama,
en un dulce diálogo.
Este es el secreto
de la felicidad de tu hija ( de Isabel ).
(C 170)






10 ene. 2017

La autoridad de Jesucristo

Los contemporáneos de Jesús, asombrados por sus palabras y su manera de expresarse, decían: "Habla con autoridad" (cf Lc 4,32).

Su autoridad queda confirmada porque sus palabras producen lo que dicen:
  • "Manda a los espíritus inmundos y le obedecen" (Mc 1,27).
  • Dice al paralítico: "Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa". Y el paralítico "se puso en pie". Por eso la gente, admirada, decía: "Jamás habíamos visto cosa parecida" (Mc 2,11-12).
  • Con su sola palabra Jesús calmó la tempestad. Sus discípulos, llenos de temor, se preguntaban: "¿Quién es éste que hasta el viento y el mar le obedecen?" (Mc 4,41)
Jesucristo tiene autoridad, porque ha sido enviado por su Padre.
La conciencia de ser enviado y de no hablar por propia iniciativa, sino por mandato de su Padre, le da a Jesús esa enorme confianza para anunciar la Buena Noticia y denunciar todo lo que se opone al Reino de Dios (cf Jn 8,42).

Jesús no enseña su doctrina, sino que transmite la Palabra del Padre: "Yo les he comunicado lo que tú me comunicaste" (Jn 17,8).

Jesucristo habla con autoridad porque conoce el mensaje del Padre: "Nosotros hablamos de lo que sabemos y damos testimonio de lo que hemos visto" (Jn 3,11).  


Jesús tenía autoridad porque no buscaba el halago de los demás, ni pretendía quedar bien con nadie. Él lo dijo: "Yo no busco mi gloria" (Jn 8,50).

Los contemporáneos de Jesús decían de Él: "nunca había hablado nadie como este hombre" (Jn 7,46) e, incrédulos, sus paisanos se preguntaban: "¿de dónde le viene a éste esa sabiduría y esos milagros?" (Mt 13,54).

Él hablaba con poder. Su palabra salía de su Corazón divino y humano. Por eso, cuando comenzaba a hablar, "la gente se agolpaba sobre Él para oír la Palabra de Dios" (Lc 5,1). Los dos discípulos que lo habían visto resucitado, comentaban entre sí: "¡Con razón nuestro corazón ardía, mientras hablaba por el camino y nos explicaba las Escrituras!" (Lc 24,32). 

Jesús es fiel a la misión que el Padre le ha confiado. No hay nada en su vida que sea obstáculo para comunicar el mensaje de Dios: "¿Quién de ustedes puede probar que soy pecador?" (Jn 8,46).

( fragmentos de "Hablar con autoridad" de Fernando Torre Medina Mora, MSpS )




La autoridad con la que habla Jesucristo le viene por ser Quien es: Dios hecho hombre. Siendo el Autor de todo lo creado, su Palabra tiene la autoridad única e incomparable del Ser Divino, que por amor infinito decide hacerse uno de nosotros y enseñarnos con su vida, palabras y obras, en completa consonancia perfecta, el camino que conduce a la vida eterna.

9 ene. 2017

Silencio ante la provocación





Me dijo:  cuando algunos te lancen provocaciones encaminadas a despertar tu ira más impetuosa, empujándote a enarbolar la bandera del valiente y bravo que por defender la Verdad arriesga su vida... espera un tiempo, reflexiona sobre el vendaval que astutamente han provocado en tu interior, y calibra serenamente el tipo de respuesta que Dios espera de ti.

Ora, medita y habiendo superado el ardor de la batalla encendida en tu corazón con la Paz que te da el Santo Espíritu de Dios, actúa conforme a su santísima Voluntad, que - estate seguro - se te hará ver con claridad.

Así lo hicieron los santos que han sido, como Santo Tomás Moro, que permaneció fiel a su total adhesión a Jesucristo y por ello fue decapitado por el inicuo rey.

5 ene. 2017

Tiempos de confusión y tormenta





Me dijo: no ancles tu vida espiritual en lo que te dicen unos y otros.
Echa raíces profundas en la Palabra del Señor, que encuentras en los santos Evangelios, cultiva tu amor y verdadera devoción a santa María y ama mucho a Cristo Eucaristía.
Confía en la intercesión de los santos y ángeles que pueblan el cielo y conoce el legado bimilenario del Magisterio de la Iglesia, que concuerda en todo con la Palabra de Cristo plasmada en los santos Evangelios.
Vive así segura de tu fe, en paz con Dios y los hombres, ajena a todo vaiven intra- y extraeclesial.
Huye de las discusiones, maledicencias y críticas estériles.
Introdúcete en el silencio de Dios, y mira todo desde Dios y en Dios.
Cultiva tu propio silencio y antes de hablar, asegura tus palabras.
Sólo así estarás segura en medio de esta tormenta ideológica que se adueña de ambientes y parroquias, obispados y diócesis enteras.
Vive en el Amor Divino y contempla, escucha, calla y ORA.

2 ene. 2017

Tu Palabra encarnada






Pronuncia tu bella Palabra encarnada en el fondo de mi alma
para que su Eco resuene en las paredes de mi corazón ya por siempre,
su sola Presencia parece imperceptible, más ES en ti y en mí.

Padre Bueno, tu Ser es mi casa, pequeña morada me hiciste en Tí,
y a todos acoges, si aspiran a Ti. Su Sangre nos sana,
sus Heridas nos perdonan, tu Hijo en Ti y por Ti en mi, en él y ella, en todos.

Pronuncia tu bella Palabra encarnada, ascendida a tu diestra,
y ven a salvarnos de nuestra soberbia, que todo lo sabe mejor.
Palabra sanante, purificante, santificante, divinizante. Amén.

29 dic. 2016

Navidad

Silencio contemplativo
Verbo de Dios hecho niño
gestos de infante,
mirada eterna,
Amor encarnado
Presencia, Presencia.



















22 dic. 2016

Poesía navideña

Zagalejo de perlas,
hijo del Alba,
¿dónde vais que hace frío
tan de mañana?.

Como sois lucero
del alma mía,
al traer el día
nacéis primero;
pastor y cordero
sin choza y lana,
¿dónde vais que hace frío
tan de mañana?

Perlas en los ojos,
risa en la boca,
las almas provoca
a placer y enojos;
cabellitos rojos,
boca de grana,
¿dónde vais que hace frío
tan de mañana?

Que tenéis que hacer,
pastorcito santo,
madrugando tanto
lo dais a entender;
aunque vais a ver
disfrazado el alma,
¿dónde vais que hace frío
tan de mañana.

Lope de Vega