26 abr. 2017

¿ Resurrección ?




La resurrección de Jesucristo crea una nueva dimensión para los pecadores que creen en Él y acogen su gracia transformante en sus vidas.

Jesucristo resucitado es la meta a alcanzar por todo cristiano: es nuestro destino, el que con todo Amor nos ofrece la Santísima Trinidad

Su Presencia en su iglesia católica es signo evidente, y sus hijos caminamos con Cristo hacia la reproducción en la propia vida del periplo del Verbo encarnado, crucificado, muerto y resucitado.

No vivimos de nostalgias, sino de la real Presencia de Jesucristo VIVO entre los hombres, en su iglesia, en el corazón de cada creyente, convertido en auténtico templo de la Divinidad una y trina.

La resurrección que nos espera a los cristianos no es una especie de reanimación de los muertos sino la escatologización de todo ser humano, que alcanza como si dijéramos el fin de todo el proceso evolutivo que Dios propone en Jesucristo a todo hombre.

" Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. "

¿Que no lo siento? Bien,  pero se trata de creer a pies juntillas, es decir, tener la plena certeza de que Sus Palabras se cumplen, siempre. Creamos pues, y oremos confiadamente.

24 abr. 2017

Si no os hacéis como niños no entraréis en el reino de los cielos

El Señor desea que le amemos, que confiemos en Él, que sepamos que nos va ayudar en todo lo que precisemos y si algo no nos concede, tened por seguro que es por nuestro bien.





Si supiéramos cómo se vuelca el Señor Misericordioso en cada uno de nosotros, en nuestras vidas ofrendadas a su Amor infinito...




Venid, acercaos, que Dios vela por nosotros, "Yo Soy" tiene predilección por los pequeños, los que sufren, los que palpan su miseria y se la entregan confiados, los que saben que todo pende y depende de Él.

Todo. Hasta el mal obrar de unos y otros depende de Su autorización, ya que nadie es probado por encima de sus fuerzas. 

Y si así lo sientes, es que te has puesto en peligro voluntariamente. Dios no interviene habitualmente cuando el hombre elige pecar, más le espera con ternura de Padre bueno, cuando su pecado lo hunda en más miseria, y este sufrimiento le haga acordarse del Amor de Dios.

Para redimirle, sanarle, perdonarle y restaurarle en Su Amor.




"Yo Soy" no marcha.

Aunque todo parezca desmoronarse, Jesucristo sige aquí , sosteniendo los pilares de la Iglesia, Su amada Esposa, que somos todos los cristianos de todos los tiempos, viadores, purgantes y santos que pueblan el cielo.


23 abr. 2017

Pequeña llama




¡pequeña llama que te niegas a morir,
pasan noches, y días y no me dejas sentir,
la libertad del gran velero, dueño del mar entero!

pequeña llama que ardes sin quemar, 
permaneces y transformas mi alma sufriente,
y laceras al tiempo que conservas memoria,
anidando en la historia de mi vida reciente. 

Fraguas el metal de mi tierra en larga espera,
tras gozos fugaces y penas eternas,
haciendo costumbre serena:
de la espina clavada en vena.

pequeña llama somera,
alcanza la brida ascendente,
transfórmate ya en silente
admiración que modera,
de tu centro, la fuerza ardiente.

20 abr. 2017

El Amor de Jesucristo en nosotros




Amar hasta que duela, y más allá.

Sin límite, sin descanso.

Sólo así el hombre puede ser dilatado en sus capacidades y virtudes, cuando no pone límite a su entrega, a su servicio, para que se cumpla aquello de que "no es más el siervo que su amo", y aquello de que "los que quieran ser primeros en el cielo, sean los servidores de todos en la tierra."

Decirlo es bonito.

Vivirlo es hermoso, doloroso y lleno de gozo interior, porque cuando el hombre ama sin medida, se le concede la Medida Divina de Jesucristo, y entonces más que nunca Éste se hace presente en su iglesia, para bien de todos.


http://www.religionenlibertad.com/ano-sin-hermana-clare-abrumador-cumulo-testimonios--56201.htm

18 abr. 2017

¡Jesucristo vive!

Jesús, que murió en la Cruz, ha resucitado, ha triunfado de la muerte, del poder de las tinieblas, del dolor y de la angustia. 

¡Cristo vive! ¡Ya no muere más!
Esta es la gran verdad que llena de contenido nuestra fe.
Jesucristo está vivo y vive realmente en la Eucaristía, presente, actuante y divinamente amante de todo ser humano, para confortarlo, sanarlo y llevarlo a una Vida sin fin, plena, gozosa, en amistad con Dios.
¿Qué más puede un corazón humano ansiar que vivir eternamente con Dios, que le ama, le sana y considera hijo muy amado?

¡Cristo vive! Vive en los Sacramentos de la iglesia, vive en la liturgia, en la predicación y en toda la actividad de la misma.

De manera del todo consoladora, vive en el corazón de aquel que cree en Él y lo ama, porque su Palabra se cumple siempre y nos dijo: " Si alguno me ama, guardará mi palabra; y mi Padre lo amará, y vendremos a él, y haremos morada en él."

Por lo tanto la Santísima Trinidad VIVE en nuestros corazones, habitualmente, y justo es que nos hagamos profundamente conscientes de esta maravillosa realidad. Y si vive, se comunica. Nuestro Dios es el Dios de la comunicación de Amor y Consuelo para todo hombre.

Justo es que agradezcamos esa incomparable inhabitación de Dios uno y trino en nuestros corazones de creyentes.

Si cultivamos esa Presencia y Acción divina en nosotros, veremos grandes milagros en nuestras vidas. Fe, esperanza, amor y plena confianza en Él, que todo lo puede, para que la sabia y eterna Voluntad del Padre Bueno se cumpla en cada uno, según Él lo desea,  y así nos sintamos útiles para Dios, amados y felices de no haber trastocado el Divino Designio para nuestra vida personal e intransferible.

Si fracasar en el mundo es realmente doloroso, fracasar para Dios, será la mayor pena que un alma pueda llegar a tener.


Ad maiorem Dei Gloriam.

13 abr. 2017

Nos amó hasta el extremo




          Oveja perdida, ven

                sobre mis hombros, que hoy

                no sólo tu pastor soy,

                sino tu pasto también.


                Por descubrirte mejor

                cuando balabas perdida,

                dejé en un árbol la vida

                donde me subió el amor;

                si prenda quieres mayor,

                mis obras hoy te la dan.


                Pasto, al fin, hoy tuyo hecho,

                ¿cuál dará mayor asombro,

                o al traerte yo al hombro

                o el traerme tú en el pecho?

                Prenda son de amor estrecho

                que aun los más ciegos las ven.


                Luis de Góngora


12 abr. 2017

Pasos



Avanza el tiempo,
tus pasos certeros,
el monte y la muerte,
el peso y la pena.


El cáliz de Sangre,
es fruto Bendito,
el odio rastrero,
se anega en ella,
y fenece,
y vuelve a su estancia lobrega.

El tiempo ya dura
mil siglos de espera
con gran confianza,
batalla eterna.


Soberbia temeraria
fracasada y amargada,
disfruta en el tiempo
apóstata y postrero,
ya sólo le quedan
los últimos yerros.

Después, la Luz verdadera:
el Juez Justo y Bueno.
Miguel será entonces
eterno carcelero;
gozarán los pequeños,
temerán los soberbios,
Cosecha postrera,
en Paz y Silencio.

9 abr. 2017

¡Hosanna al hijo de David!



Cuando Jesús se acercaba a la pendiente del monte de los Olivos, todos los discípulos, llenos de alegría, comenzaron a alabar a Dios en alta voz, por todos los milagros que habían visto.

Y decían:

«¡Bendito sea el Rey que viene
en nombre del Señor!
¡Paz en el cielo
y gloria en las alturas!»

Algunos fariseos que se encontraban entre la multitud le dijeron: «Maestro, reprende a tus discípulos».

Pero él respondió: «Les aseguro que si ellos callan, gritarán las piedras».


Eso mismo les decimos, la iglesia entera de Jesucristo, a todos aquellos que nos torturan, nos matan, nos persiguen en todo el mundo:


¡Os aseguro que si ellos callan, gritarán las piedras!