24 jul. 2017

Madre del Cielo, María Inmaculada






Madre, antetodo, perdón por mis faltas de amor hacia ti,
silenciosa te mantienes, el Silencio es tu morada.

Sonríe tu alma, bañada en Aguas divinas, 
se alegra tu corazón bendito porque el Altísimo te ama.

Confío mi pobre existencia a tus manos sabias,
Soy tu indigna esclava. Tota tua .

5 comentarios:

María dijo...

El silencio de María, es un silencio que invita a la acción pacifica y purificadora del Espíritu Santo. Un silencio que invita a ser nosotros también morada. Un silencio que grita desde el fondo de nuestro corazón:

"¡Proclama mi alma la grandeza del Señor!"
"¡Y mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador!"

Te ha quedado muy bello Felicitas. Dios te bendiga.

Felicitas dijo...

¡qué bonito, María! Un silencio que invita a ser morada del Altísimo... hmmmm

Un abrazo, linda

FLOR DEL SILENCIO dijo...

Madre, antetodo, perdón por mis faltas de amor hacia ti, sólo eso puedo decirte, gracias. El silencio es como el portero de la vida interior. Un abrazo.

Felicitas dijo...

Seguro que nuestra querida Mamá María está deseando darte un cariñoso abrazo, hermana. Nos aman mucho más de lo que imaginamos.
Cuídate. Un abrazo

dijo...

¡Magnífico!

Abrazo fraterno.